Anaitgames nos trae un artículo cuando menos curioso sobre lo malas que son las historias de los videojuegos. Está claro que no es sencillo aunar jugabilidad con una historia bien hilada y con personajes de esos que “crecen” a medida que avanza la trama. Yo aquí echo en falta alguna que otra solución…

La paradoja retórica

Las historias de los videojuegos son malas. Salvo muy contadas excepciones, sus tramas no resistirían la comparación con un folletín erótico de venta en quioscos.